jueves, 25 de septiembre de 2014

Los 120 días de Sodoma ó La escuela del libertinaje

Título original:
      Les cent vingt journées de Sodome, ou l'école du libertinage
Título en español:
      Los 120 días de Sodoma
Autor:
      Marqués de Sade
Editorial:
      Grupo editorial Tomo
Páginas:
      178





Sinopsis:

Desde la cárcel escribió el Marqués de Sade esta novela. Durante su estancia en la prisión de Bastilla fue escribiéndola en pequeños cuadritos de papel que, unidos y muy bien doblados, le permitieron mantenerla oculta.

Jean Baptiste François Joseph de Sade
     Los 120 días de Sodoma o La escuela del libertinaje es un relato acerca de cuatro libertinos de la clase social alta, con mucho dinero, posesiones, poder político y religioso, quienes no se detienen ante nada con tal de lograr sus planes perversos y degenerados.

      Esta novela lleva implícita una crítica hacia el sistema de gobierno de esa época, pues menciona que estos cuatro libertinos, después de robar todo lo que pudieron, escaparon a la justicia del nuevo gobierno y se dedicaron a gastar el dinero del pueblo.

     Los 120 días de Sodoma o La escuela del libertinaje es tal vez la novela más impactante del Marqués de Sade, pues los horrores que relata en ella provocan en el lector distintos sentimientos, que pueden ir desde la excitación sexual hasta la inhibición completa, pasando por la angustia, la desesperación, el repudio y la cólera.

  
Opinión:

La reseña de hoy va a ser un poco extraña, pues se sale bastante del tipo de libros que acostumbro a leer, y definitivamente conocer a este autor en particular con este libro no es de las mejores decisiones que he tomado xD, porque si, damas y caballeros, mucho antes de que E. L. James naciera y diera vida a sus famosos personajes Christian Grey y Anastasia Steele, existió un hombre que pasó 27 años encerrado en distintas cárceles, protagonizó muchos escándalos e incluso su obra llegó a situarse en la lista de libros prohibidos de la iglesia católica. Si, ese hombre fue Donatien Alphonse François, Marqués de Sade.

      Este libro lo compré por dos simples razones: 1) estaba muy barato y 2) simple y llano morbo (las cosas como son). Y como ya pudieron leer en la sinopsis, Los 120 días de Sodoma es todo un estuche de perversiones, la edición que tengo consta de 178 páginas, de las cuales la historia en sí abarca de la página 15 a la 74 (en teoría, porque en las primeras páginas se nos presenta, uno por uno y con lujo de detalle, a todos los personajes), las primeras y últimas páginas son un prólogo y un epílogo respectivamente y las páginas de las 75 a la 176 son toda una compilación de “pasiones” divididas en 4 partes: Pasiones simples, complejas, criminales y asesinas.

     La historia es muy sencilla y digerible, habla de 4 hombres libertinos que un día, cansados de la rutina que sus orgías diarias les ofrecen (?) deciden refugiarse en su castillo por 120 días junto con un grupo de niños y niñas, unos cuantos hombres y mujeres y 4 prostitutas que se dedicaran a contar una historia diferente cada día, para así poder disfrutar en grupo de una orgía sin fin. Realmente no hay una trama como tal, más bien simplemente se nos plantea la situación y se nos explica cómo es que transcurre ese primer día para que nosotros podamos hacernos una idea de lo que pasará en los siguientes 119. Estos cuatro héroes (como son llamados en el libro) organizan su retiro lo mejor posible, cuidando cada detalle, lo primero que hacen es casarse cada uno con la hija de otro, de modo que todo quede en familia, luego reclutan a un grupo de hombres que se encargaran de comprar o secuestrar una determinada cantidad de niños y niñas, Luego de que los cuatro hombres cerraran a cal y canto su fortaleza proceden a organizar los horarios: La hora de las comidas, la hora de dormir y, lo más importante, la hora de los cuentos.

      Como ya había dicho, cada día, para estimular la imaginación de los presentes, una prostituta se encarga de contar una historia diferente y los héroes son muy estrictos en ese sentido, quieren la cantidad máxima de detalles y eso incluye, tamaños, olores, sensaciones, etc. Entre las pasiones podemos encontrar todo tipo de perversiones y parafilias, desde pedofilia hasta necrofilia, pasando por cualquier tipo de instrumento de tortura, creo que los nombres de las pasiones dejan ese punto bastante claro. En lo personal, las pasiones criminales y las pasiones asesinas fueron las más difíciles de leer, creo que aún no supero la última: La pasión del diablo o Pasión del infierno.

      La escritura es tediosa y aburrida, abundan las descripciones de los personajes con medidas y todo, Como ya dije (¿muchas veces?) la trama es tan simplona que no termina de funcionar a modo de una historia como tal, más bien parece que es solo el pretexto para introducirnos a las más de 140 pasiones.

      ¿Lo recomiendo? Quizás, dependiendo de la persona, ¿Lo volvería a leer? Probablemente sí, probablemente no, todo depende de mi estado de ánimo a la hora de elegir libros para una relectura aunque, siendo honesto, no creo darle otra oportunidad ni a este libro ni a ningún otro del marqués, sencillamente no es lo mío (de momento).

      Ahora que, si les interesa, existe una película que causó cierta controversia al no poder demostrarse que los actores eran mayores de edad. Quizás algún día la termine de ver y les traiga la crítica.
Calificación:
2/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario